Chatbots en turismo: 4 aplicaciones prácticas

¿Has oído eso de que las máquinas están sustituyendo a las personas?

Por suerte los de carne y hueso seguimos siendo imprescindibles en muchas tareas, por lo que parece que al menos de momento los robots no van a sustituir del todo a los humanos.

Pero sí que es cierto que las máquinas pueden echarnos una mano cuando no podemos estar disponibles para nuestros clientes, y ahí los chatbots en turismo juegan un gran papel.

¿Qué no sabes lo que es un chatbot? Pues toma nota:

Es un programa basado en inteligencia artificial que nos facilita la comunicación al automatizar algunos procesos clave en las empresas turísticas.

¿Quieres saber cómo te puede ayudar esta herramienta? Pues aquí tienes 4 aplicaciones prácticas para usar chatbots tu empresa:

Para atender a tus clientes

Seguramente esta es la función que primero viene a tu cabeza cuando piensas en un chatbot. (Pero ojo, que no es la única).

Gracias a estos programas, nuestros clientes pueden sentirse atendidos según llegan al sitio web, por ejemplo.

Aparece en forma de botoncito y a veces se abre como un pop-up cuando el usuario lleva unos segundos en la web.

Las tareas que podemos encargarle son de las más variadas (tanto como quieras escalar tus procesos automatizados), pero las más básicas y frecuentes son las de dar la bienvenida y responder a preguntas frecuentes.

A estas alturas es probable que todo el mundo sepa que detrás de ese chatbot no hay una persona respondiendo a tiempo real, pero sí que podemos tirar del copywriting para atención al cliente con el objetivo es humanizar nuestros mensajes y no sonar como uno más.

Fíjate bien en esto, porque usar o no usar un chatbot para estos casos puede marcar la diferencia entre un cliente perdido que se marcha sin resolver sus dudas a uno que se queda y finalmente hace su reserva.

Para captar leads

En esa animada conversación, el chatbot puede pedir datos a quien visita tu web (siempre bajo su consentimiento), con el objetivo de mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle una solución más personalizada.

No hablamos solo de sus datos de contacto, sino de sus preferencias, presupuesto o disponibilidad.

Todos los usuarios de nuestra web son potenciales clientes, y esta información es muy importante para mejorar nuestros servicios o hacerles una oferta que se ajuste a lo que necesitan.

Para cerrar reservas

Sí, nuestro chatbot puede dar un paso más.

No solo informa y puede transformar visitantes en potenciales clientes… Sino que los convierte en clientes directos, voilà!

Esto es así porque con una secuencia bien diseñada, el chatbot puede guiar al usuario en el proceso de reserva.

Para ello es muy importante realizar bien los pasos anteriores: dar una cálida bienvenida, resolver dudas y recopilar la información necesaria.

Reservar de esta forma es mucho más cómoda para el cliente que otros mecanismos, como por ejemplo el clásico formulario.

Tanto es así que las grandes empresas turísticas no están dudando en utilizar los chatbot para este fin.

Para pedir un feedback

Un chatbot también puede sernos muy útil en la postventa.

Por ejemplo, para pedir al cliente que deje una opinión sobre su experiencia con nosotros.  Ya sabes, el clásico: ¿qué tal te ha ido?

Seguro que a tu cliente le da mucha menos pereza dejar su testimonio en una conversación que escribiendo un largo texto, como piden en muchas plataformas.

Así que ya ves, estos son solo algunos ejemplos de cómo los chatbot en turismo pueden ayudarte a mejorar la comunicación con tus clientes y aumentar tu conversión. ¿Te animas a integrarlos en tu estrategia?

Puedes dejar un comentario, es gratis

A %d blogueros les gusta esto: