Conversación con Manuel Camacho: «No podemos esperar a que el Estado nos diga lo que tenemos que hacer»

Para esta segunda entrega de «Conversaciones en Habitación 61» contamos con la presencia de Manuel Camacho, adjunto a la dirección de explotación y operaciones de Soho Boutique Hoteles, que nos proporcionará el punto de vista de la empresa hotelera sobre la crisis de la pandemia del coronavirus que tan fuertemente está golpeando a la industria turística española.

En una crisis como la actual, tan llena de incertidumbres y en la que casi las únicas certezas son muy negativas, y en un contexto como el del turismo, particularmente sensible a estas incertidumbres, la visión necesariamente dinámica de la empresa privada en general, y la hotelera en particular como una de las claves de bóveda de la industria, resulta esencial para vislumbrar hacia dónde puede dirigirse el futuro del sector.

Todos los actores del turismo en España juegan un papel fundamental, pues se trata de un complejo ecosistema en donde los más variados sectores profesionales son necesarios para sostener uno de los pilares esenciales de la economía en España. Con la voz de todos será posible componer la melodía que nos ayude a salir de esta complicada situación.

Manuel Camacho es un profesional de los de primera línea, los que por su profesión a los mandos de establecimientos hoteleros, palpan la realidad del sector diariamente y su diagnóstico de la actualidad —y del futuro inmediato— es, por lo tanto, sumamente interesante y necesario.

De cara a la futura vuelta a la normalidad, Camacho propone acciones inmediatas, una vez vuelva a arrancar la comercialización, que beneficiarían, en su opinión, la tan ansiada recuperación del sector hotelero. Acciones como la flexibilidad total en las políticas de cancelaciones y la emisión de bonos canjeables por futuras estancias durante incluso el próximo año 2021.

Por otro lado, hace especial hincapié en la seguridad higiénico-sanitaria en las instalaciones hoteleras, tanto de cara a los clientes como de los trabajadores de los hoteles. Señala incluso la brecha que se abre a partir de ahora en la propia configuración de las zonas comunes o en la operativa interna de los hoteles, que la pandemia del coronavirus va a obligar a repensar de raíz. Un ejemplo significativo de este planteamiento radicalmente diferente en el día a día de los hoteles es cómo se organizarán a partir de ahora los bufés.

Con respecto a la distribución, Camacho es de la opinión que la distribución online es la mejor porque permite mayor flexibilidad al cliente a la hora de diseñar su viaje. Probablemente habrá cambios, ahora mismo, lógicamente, es imposible predecirlos, pero por ello, por esta flexibilidad, la distribución online muy posiblemente se mantendrá como hasta ahora.

La relaciones de la industria turística con el Estado han centrado una parte importante de nuestra conversación. Camacho afirma que el sector hotelero no puede esperar a que el Estado «nos diga qué tenemos que hacer; nosotros tenemos que lanzar una propuesta al Estado con las medidas que entendemos que se deben llevar a cabo». La operativa hotelera es muy concreta y el Estado debería escuchar al sector para conocer de primera mano sus verdaderas necesidades en este dificilísimo contexto de la pandemia. Quizá sea esta la hora, propone, en que se plantee con seriedad la necesidad de que exista en España un ministerio específico para el sector del turismo, una industria con una importancia enorme en el PIB, pero quizá no atendida en la medida de su peso específico en la economía española.

 

Puedes dejar un comentario, es gratis